Música

Monsieur Periné y el swing a la colombiana

Daniel Vélez De la Hoz

Un grupo de jóvenes músicos colombianos se dejó llevar por este género francés de los años 30 y está contagiando a las nuevas generaciones de su pegajoso ritmo. Escúchalos.

Monsieur Periné y el swing a la colombiana. Foto: Jorge Villate / myspace.com/monsieurperine

Foto: Jorge Villate / myspace.com/monsieurperine

En medio de la explosión de nuevas variaciones de cumbia, currulao y bullerengue que se tomó a Colombia en los últimos años, parecía que el nacionalismo estaba ahogando a otros géneros musicales. Así, mientras en el mundo se gestaba el renacimiento de ritmos de antaño con mezclas electrónicas, los colombianos nos movíamos como pescados en una sabrosa salsa tropical.

Fue en este contexto que nació Monsieur Periné, una agrupación colombiana que a mediados del 2007 se atrevió a agarrar clarinetes, violines y saxofones para explorar el jazz manouche, una adaptación francesa del swing americano de los años 30. Una definición diferente de hot y de ritmo para el momentum artístico colombiano.

Varios estudiantes de música de las universidades de Los Andes, la Javeriana y el Bosque tenían sus oídos puestos en el resurgimiento del swing. Luego, con la integración de Catalina García en la voz, decidieron empezar a hacer su propia música, cantada en francés. Los otros miembros de la banda son Santiago Prieto, voz, guitarra, violín y charango; Camilo Parra, flauta traversa, clarinete, melódica y coros; Nicolás Junca, guitarra, percusión menor y coros; y David González, contrabajo, bajo y coros.

Desde entonces, el grupo se ha presentado en varios escenarios locales importantes, incluyendo el pasado Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá. Más recientemente ganaron la convocatoria colombiana de URock Universia, un llamado a las bandas universitarias para dar una muestra de lo mejor de su música.

Alexei Velásquez, guitarrista de Fonseca y jurado de la convocatoria, asegura que “Monsieur Periné demostró que su música está en un nivel muy avanzado y que es una propuesta nueva e innovadora para la música en Colombia”. Ahora, representarán al país en la versión internacional de este festival.

No cabe duda de que esta es una muestra de la sintonía que puede haber entre el movimiento de electroswing que se toma al viejo continente y las nuevas propuestas latinoamericanas. En Argentina, tuvo su momento el electrotango; Colombia está envuelta en una rica reinvención de su cumbia y Europa se vuelca hacia el swing. ¿Qué impide superar las barreras geográficas y apropiarse de los sonidos del mundo? La respuesta es simple: Nada.

Está bien definir a la colombianidad como una mezcla deliciosa de etnias y culturas, un trabajo chuleado con éxito por bandas como Bomba Estéreo, Palenke Soultribe y Sistema Solar. Pero también es rico dar espacio a la influencia que ejercen con menor medida los sonidos de otros rincones del planeta. Una influencia fortalecida ahora con el poder de Internet y que jóvenes músicos, como los de Monsieur Periné, aprovechan muy bien.

Escucha Ton Silence, una muestra de la música que esta banda está poniendo a sonar en Bogotá.

Otros Temas