Sexo

Mitos sobre los métodos de planificación

Que si engordan, que si manchan la piel, que si son eficientes o no. Todos los hemos escuchado y algunos los han creído ¿Qué tan ciertos son? ¿Cuál es el método más seguro?

Mitos sobre los métodos de planificación. En pleno 2010 es casi un descaro excusarse por no cuidarse durante una relación sexual

En pleno 2010 es casi un descaro excusarse por no cuidarse durante una relación sexual

En pleno 2010 es casi un descaro excusarse por no cuidarse durante una relación sexual. Como con todos los temas, si uno no sabe mucho: va, averigua, se informa y toma una decisión con cocimiento de causa. Acá te ayudamos si aún no has hecho la tarea o si después de buscar información te siguen quedando dudas.

Aunque parezca obvio, hay que decirlo: Lo primero que debemos conocer es el nivel de seguridad de cada método de planificación para optar por él y evitar sustos, pruebas de embarazo y rezos. Después podemos ver qué tan agresivo resulta y cuál se adecua mejor al organismo de cada quién.

Repasemos la lista con sus ventajas y desventajas. Hagamos la tarea como es para no lamentarnos porque el “gustico” nos salió caro.

Los prehistóricos (Los naturales)


Nivel de seguridad: muy dudoso
Efectos colaterales: embarazo indeseado

Hay un par de prácticas que han sido denominadas métodos de planificación, pero que aunque son naturales no garantizan eficacia y mucho menos seguridad. Han sido practicadas desde la antigüedad y aunque a algunos les han funcionado es mejor no arriesgarse. Podríamos decir que su buen funcionamiento es todo un mito, estos son:

Método del ritmo. Consiste en calcular, de acuerdo con el ciclo menstrual, los días del mes en los que la mujer no está ovulando, y que por lo tanto no es fértil, para poder saber cuándo es pertinente tener relaciones sexuales.

Coito interrumpido. La idea es que durante la relación sexual el hombre, al sentir que está cerca de eyacular, interrumpa el contacto con la mujer. En pocas palabras él hombre calcula para no embarrarla.

Ventajas: son completamente naturales y el cuerpo no se expone a la sobre carga de hormonas

Desventajas: Todas, por nombrar algunas:

-No evita el contagio de enfermedades sexuales

-Donde uno haga mal la cuenta del ciclo menstrual le toca comprarse un ábaco para aprender y para que juegue el bebé que de seguro vendrá en camino.

-Es muy difícil que un hombre pueda establecer el momento justo en el que debe alejarse de la mujer, unas milésimas de segundo bastaran para que sea demasiado tarde. Además del semen, existe el líquido pre-eyaculatorio que el hombre no controla y que también lleva espermatozoides capaces de fecundar cualquier ovulo perdido.


Los que las ponen sensibles (Los hormonales)

Queridos hombres: si su pareja planifica con alguno de estos métodos, téngale paciencia y valore el hecho de que ella haga el trabajo de cuidarse por los dos.

Estos métodos impiden la ovulación y alteran el moco del cuello uterino para que no pasen espermatozoides.

Píldoras: Estas son pequeñas dosis hormonales de consumo diario. Deben ser tomadas cada día a la misma hora para acostumbrar el cuerpo a la carga hormonal y vienen en presentaciones de 21 o 28 días, dependiendo de la preferencia de la mujer. Estas deben ser medicadas de acuerdo con las características de cada paciente, pues hay de varios tipos y con cargas hormonales diferentes.

Inyección: Pueden ser aplicadas en dosis mensuales o trimensuales, depende de la carga hormonal a la que se pueda exponer la mujer.

Implantes subdérmicos: Son de 4,3 centímetros y se insertan en el brazo. Tienen una vida útil de 5 años y puede ser retirados si la mujer desea quedar en embarazo.

Nivel de seguridad: 98%
Efectos colaterales: Pueden aumentar o disminuir el peso y ocasionar dolores de cabeza.


En los que ellos pueden ayudar (Los de barrera)

Como su nombre lo dice estos métodos generan una barrera para que los espermatozoides no lleguen al óvulo.

Condón: Es el único en el que el hombre es el protagonista. Él al poner el caucho de látex en su pene evita que el semen tenga contacto con los genitales de la mujer y que por tanto los espermatozoides lleguen hasta el óvulo.

Espermicidas: Vienen en tabletas u óvulos vaginales y contienen sustancias que destruyen los espermatozoides, la idea es que la mujer se ponga, 10 minutos antes de la relación sexual, una tableta u óvulo en la vagina.

Dispositivo: Es conocido como T de cobre, por su forma y por el material en el que está hecho. Este dispositivo es insertado en la matriz de la mujer, no es muy recomendado para mujeres que hasta ahora inician su vida sexual y tiene una vida útil de10 años.

Nivel de seguridad: entre el 85 y el 98%


En los que no hay vuelta atrás (Los definitivos)

Para las mujeres, la Ligadura de Trompas: Es una cirugía mediante la cual se cortan las trompas de Falopio para impedir la procreación de manera permanente.

Para los hombres, la Vasectomía: Con esta cirugía se cierran los conductos deferentes por donde pasan los espermatozoides para salir al exterior.

Nivel de seguridad: 99.8%
Efectos colaterales: Los efectos normales de una cirugía menor y quien se somete al procedimiento queda imposibilitado para tener hijos.
 

Conclusión: Aunque suene a sermón religioso el único método 100% seguro es la abstinencia. Pero no hay que entrar en pánico porque la mayoría de los métodos son altamente confiables, sólo hay que informarse y conocer bien el caso para saber cuál es el más adecuado.
Sin duda este es un tema que hay que discutir en pareja, es necesario dejar la pena a un lado y hablar sin tapujos porque como dicen las mamás “mejor colorado una vez que descolorido toda la vida”... Evalúa cuál es el método que más te favorece, recuerda que además de no tener un bebé no quieres exponerte a enfermedades e infecciones de transmisión sexual, por lo que el condón siempre es una opción aun cuando te cuides con otro método.
A cuidarse porque el sexo no tiene porque ser un problema y mucho menos una tragedia.

Para mayor información, consulta la página de Profamilia: http://www.profamilia.org.co/

Otros Temas